Rate this item
  • 0.00 / 5 5
(0 votes)

Para efectos tributarios, la SUNAT viene siendo implacable en la aplicación de este artículo, por ende, es importante que toda empresa y su área tributaria-contable conozcan con claridad todas las consideraciones estipuladas en la misma.

Muchas solicitudes de devolución de aranceles (DrawBack), devolución del saldo a favor del IGV del Exportador no aplicado o Saldo a Favor Materia del Beneficio – SFMB, aplicación del crédito fiscal y reconocimientos de costo y gasto vienen siendo rechazadas, no aceptadas y reparadas tributariamente por no cumplir con lo estipulado en dicha norma.

La aplicación correcta del Art. 8 es simple, sólo debemos considerar que toda operación comercial en moneda nacional igual o mayor a S/ 3,500 (Tres Mil Quinientos Soles) y en moneda extranjera igual o mayor a US$ 1,000 (Mil Dólares Americanos) deben realizarse obligatoriamente utilizando medios de pago bancarios (Art. 4 del TUO de la ley). Tengamos cuidado con los pagos parciales que se realizan para una misma operación, aún estos sean menores a los valores mencionados, deben ser bancarizados.

Según el punto a), para las operaciones realizadas bajo el principio de devengado (reconocimiento del ingreso o costo cuando se realizada, independiente de la fecha de pago), la verificación de la bancarización se realizará cuando se haya efectuado el pago. Este punto se refiere directamente al reconocimiento y/o determinación del Impuesto a la Renta.

En el punto b), para los créditos fiscales o saldo a favor utilizado según las normas de aplicación del IGV, la verificación de la bancarización se realizará igual cuando se haya efectuado el pago de la operación que dio origen a dicho derecho. Aquí la norma resalta la aplicación correcta del IGV, los créditos o saldos generados en forma indebida no serán aceptados y SUNAT solicitará las rectificatorias respectivas.

En conclusión, para evitar inconvenientes futuros con SUNAT, apliquemos las consideraciones expuestas al respecto en el TUO de la Ley del IGV, registrando en forma debida los comprobantes de pago que nos otorgan el derecho al crédito fiscal, así como canalizar el pago de nuestras operaciones utilizando los medios bancarios, según las consideraciones del Art. 4 y 8 de la Ley de Bancarización.

Como recomendación general, para un adecuado control y orden de sus operaciones de ingresos y gastos que incurre su empresa, bancarice la totalidad de sus operaciones, y no se rija sólo por el concepto de obligatoriedad fiscal.

Exponemos en forma literal el contenido de la norma en mención para su lectura y comprensión de este comentario:

Artículo 8.- Efectos tributarios

“Para efectos tributarios, los pagos que se efectúen sin utilizar Medios de Pago no darán derecho a deducir gastos, costos o créditos; a efectuar compensaciones ni a solicitar devoluciones de tributos, saldos a favor, reintegros tributarios, recuperación anticipada, restitución de derechos arancelarios.

Para efecto de lo dispuesto en el párrafo anterior se deberá tener en cuenta, adicionalmente, lo siguiente:

  1. En el caso de gastos y/o costos que se hayan deducido en cumplimiento del criterio de lo devengado de acuerdo a las normas del Impuesto a la Renta, la verificación del Medio de Pago utilizado se deberá realizar cuando se efectúe el pago correspondiente a la operación que generó la obligación.
  2.   En el caso de créditos fiscales o saldos a favor utilizados en la oportunidad prevista en las normas sobre el Ipuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo y del Impuesto de Promoción Municipal, la verificación del Medio de Pago utilizado se deberá realizar cuando se efectúe el pago correspondiente a la operación que generó el derecho.

 

En caso de que el deudor tributario haya utilizado indebidamente gastos, costos o créditos, o dichos conceptos se tornen indebidos, deberá rectificar su declaración y realizar el pago del impuesto que corresponda. De no cumplir con declarar y pagar, la SUNAT en uso de las facultades concedidas por el Código Tributario procederá a emitir y notificar la resolución de determinación respectiva.

 

Si la devolución de tributos por saldos a favor, reintegros tributarios, recuperación anticipada, o restitución de derechos arancelarios se hubiese efectuado en exceso, en forma indebida o que se torne en indebida, la SUNAT, de acuerdo a las normas reglamentarias de la presente Ley o a las normas vigentes, emitirá el acto respectivo y procederá a realizar la cobranza, incluyendo los intereses a que se refiere el artículo 33° del Código Tributario…”

 

Share this:
Previous Post Tratamiento tributario: Distribución de utilidades de los socios (Parte 1)
Next Post Prescripción de una deuda tributaria

Add Comment